12 segundos rojos

 Cerraste tus ojos,
Seguiste viajando.
Aún sigues vivo,
jamás fuiste herido,
pero estás sangrando.

Cortar lo pendiente,
Sin nada planeado.
Sagaz te creías,
Empezaste enseguida,
Terminaste agotado.

Tal vez aprendiste,
Quedaste callado.
Excusas querías,
Pero está sin vida,
Tienes que aceptarlo.

Te cortaste un diente,
Quisiste apurarlo.
Su fija mirada,
No decía nada,
Te dolió apretarlo.

Pero ya lo hiciste,
Y no te arrepientes.
La lluvia seguía,
Se cerraba el día,
Y ella ya no siente.

Tenías en mente,
Aunque sin razón.
Cordura perdida,
Su alma sin vida,
Helado Corazón.

Y aunque era bonita,
tan fría se quedó.
Como aquella noche,
La primera noche,
Cuando se apareció.

La querías tuya,
No esperaste más.
Y la conociste,
Un gran hombre fuiste,
Y congelada está.

Y estabas ardiente,
En tu primera vez.
Eran los dos y la luna,
Y se pasaban la una,
Y era sólo placer.

Pero lo aceptaste,
Se volvió un error.
Terror y lágrimas,
La Sábanas blancas,
Le decían adiós.

Y allí sola quedó,
Terminó la canción.
Jamás entendiste,
Por qué fue tan triste,
Una simple traición.

Largaste el gatillo,
Callado calibre.
Y después corriste,
Sirenas sentiste,
Te creíste libre.

Y allí sola murió,
Te dejó recuerdos.
No te despediste,
Aun no estabas triste,
Lastimaba el tiempo.

Cerraste tus ojos.
Cortar lo pendiente.
Tal vez aprendiste.
Te cortaste un diente.
Pero ya lo hiciste.
Tenías en mente.
Y aunque era bonita.
La querías tuya.
Y estabas ardiente.
Pero lo aceptaste.
Y allí sola quedó.
Largaste el gatillo.
Y allí sola murió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s